Tratamiento para la Gastroenteritis Eosinofílica

Enfermedad rara que afecta principalmente las zonas distales y proximales del aparato digestivo. Caracterizada por la infiltración de eosinofilos en las capas que conforman al tubo digestivo, desencadenado por un alérgeno; sin que exista una causa probable a la que pueda ser atribuido, siendo un diagnostico al que se llega por exclusión.

Epidemiologia

Es poco frecuente, los casos registrados no superan los 300 en la población mundial. Suele presentarse en la tercera y quinta época de vida, discretamente mayor en hombres.

Causas de la Gastroenteritis Eosinofílica

Tratamiento para la Gastritis eosinofilica

Gastroenteritis eosinofilica

La exposición de la mucosa gástrica a un alérgeno presente en algunos alimentos y fármacos, desencadenando un proceso inmunológico donde las defensas del organismo no solo atacan al alérgeno sino también al tejido que está en contacto con él.

Tipos

Se consideran según la capa del tubo digestivo infiltrada.

  • Mucosa: Es la más frecuente y pueden originar un síndrome de mala absorción o ulceras.
  • Muscular: asociadas a obstrucciones y estenosis intestinales en consecuencia del engrosamiento y rigidez de la muscularis mucosa en el tramo afectado.
  • Serosa: menos frecuentes, predominantemente en el colon y cursa con ascitis exudativa.
Lee este Artículo También  Como Curar la Gastritis con Miel de Abeja

Síntomas de la Gastritis Eosinofílica

La sintomatología dependerá la capa histológica involucrada y del segmento gastrointestinal afectado. Los que destacan:

  • Dolor abdominal
  • Sensación de plenitud postprandial – distención abdominal
  • Nauseas
  • Vomito
  • Diarrea
  • Pérdida de peso
  • Esteatorrea
  • Posibles obstrucciones intestinales(mucosa)
  • Posibles perforaciones intestinales (serosa)
  • Ascitis asociadas con eosinofilia periférica (serosa)

Diagnóstico

Esta enfermedad es una entidad difícil de diagnosticar, debido a la existencia de entidades similares en síntomas gástricos, infiltración eosinofilica y la presencia de esosinofilia periférica. Entre un 70 a 80 % de los pacientes cursan con eosinofilia periférica, debido a que está ausente en el otro porcentaje, esta no es una característica concluyente para el diagnóstico; solo el estudio histológico de una biopsia es concluyente (sin que sea atribuida a otras causas la infiltración).

La anamnesis es de vital importancia para indagar de manera exhaustiva si existen otras causas de eosinofila como: recientes viajes a zonas endémicas de parásitos, suplementos herbolarios, fármacos que puedan inducir eosinofilia.

También se debe indagar en los antecedentes familiares y episodios de alergias alimentarias, a ácaros de polvo, rinitis o asmas.

Endoscopia: para observar características de la mucosa y tomar biopsia. Generalmente del estómago y duodeno (regiones mas afectadas).

Lee este Artículo También  Remedios Naturales para el Cáncer de Estómago

Panendoscopia: Como la enfermedad no suele ser continua sino lesiones parcheadas, se requiere de la toma de múltiples biopsias (mínimo 6).

Colonoscopia: en pacientes con diarreas significativas.

Son múltiples las pruebas que deben hacerse para descartar todas las posibilidades de diagnósticos diferenciales (frotis de sangre, niveles de B12, serie de inmunoglobulinas, triptasa sérica, estudio de las heces, citometría de flujo para subtipos de linfocitos). Recordando que la existencia de eosinofilia en otros órganos descarta un posible diagnóstico de gastroenteritis eosinofilica.

Diagnóstico diferencial

Es de suma importancia que el medico establezca un diagnóstico diferencial de la gastroenteritis eosinofilica con entidades que puedan causar eosinofilia periférica, síntomas gastrointestinales, e incluso con entidades en las que existe infiltración eosinofilica del aparato digestivo, como por ejemplo:

-Enfermedad inflamatoria intestinal

-Enfermedad celiaca

-Linfoma intestinal

-Mastocitosis sistémica

-Parasitosis

-Alergias farmacológicas (a sales de oro, carbamazepina, clormetiazol, azatioprina)

-Pólipos fibroides inflamatorios

-Problemas reumáticos con afecciones intestinales

-Poliarteritis nodosa

-Rinitis alérgica o eccema

-Sindrome hiperoesinofilico idiopático

-Carcinoma

-Enfermedad de Crohn

-Inflamación crónica

-Granuloma eosinofilico

-Linfoma de Hodgkin

-Sindrome de Churg-Strauss

Tratamiento Adecuado

Este se basa en cambios dietéticos y toma de esteroides:

Lee este Artículo También  Como Curar la Gastritis con Sábila

Los cambios dietéticos consisten en la eliminación de los alimentos alergénicos potenciales, aquellos que comúnmente causan hipersensibilidad en la mayoría de la población (polen, miel, soya, lactosa, gluten, pescado, mariscos, cacahuates). Si se da la mejoría debe agregarse paulatinamente las comidas menos alérgicas hasta lograr identificar el alérgeno.

La medicación comprende la prednisona de 20-40 mg/día como tratamiento de elección, se administra en dosis decrecientes hasta observar la mejoría al cabo de dos semanas. En casos de recidiva se establece una dosis baja de mantenimiento.

Si el paciente no responde a la prednisona oral deberá indicarse glucocorticoides intravenosos; teniendo en cuenta que se deben descartar los diagnósticos diferenciales.

Cuando la lesión se ubica en el antro gástrico y el intestino delgado se ha probado con éxito la budesonida disuelta en agua, que actúa en la vía digestiva proximal y no en el íleon terminal como ocurre al tomar las capsulas normalmente. Ocasionalmente se emplean inmunosupresores.

Términos Relacionados:

  • gastritis eosinofílica tratamiento

Leave a Reply