Cómo hacer una lavativa intestinal casera

Saludos querido lector, sabias que una lavativa intestinal o enema, ¿es un procedimiento que permite limpiar el intestino o el colon para mejorar su función intestinal?, sin embargo, hay que tener los cuidados necesarios para llevarlo a cabo y considerarlo como última alternativa.

En este artículo te voy a explicar cómo realizar un enema o lavativa intestinal natural y que medidas tomar en cuenta para realizarlo adecuadamente, así como de los riesgos que esto implica para tu salud.

Un enema casero, puede ser una solución para limpiar tu intestino, ayuda a mejorar la función intestinal y proporciona una lubricación en las heces en aquellos casos donde se presente un estreñimiento severo.

¿Qué es una lavativa intestinal y para qué sirve?

cómo hacer una lavativa intestinal casera

Una lavativa intestinal, es un lavado intestinal o lavado de colon donde se introduce un líquido a través de la vía anal, lo que va a permitir eliminar aquellas sustancias toxicas que se encuentren retenidas, esto puede ser muy efectivo e importante para tratar tres motivos terapéuticos que te explicare a continuación:

Limpiar el colon y el recto

La lavativa se utiliza para limpiar el colon y el recto en caso de que se vayan a realizar procedimientos médicos como la colonoscopia, cirugía en el recto, el colon, intestino o el parto.

Aliviar el estreñimiento

En pacientes con cuadros severos de estreñimiento, donde la persona tenga dificultades para defecar por sí misma, una lavativa puede ayudar a extraer el contenido intestinal que se encuentre retenido, proporcionando una sensación de alivio al estimular el movimiento intestinal.

Administración de fluidos o medicamentos

Algunos contenidos útiles para el cuerpo como medicamentos o fluidos, pueden requerir de una administración vía rectal, por medio de una solución acuosa.

Como hacer un enema casero

Ante de todo, es necesario conseguir un kit de enema en la farmacia, el cual incluye una bolsa de enema qué es donde se almacena el líquido, una cánula y una sonda o tubo rectal.

La preparación más común de una lavativa casera, es el que utiliza agua templada, sin embargo, están los enemas a base de hierbas, como la manzanilla, ajenjo o cola de caballo entre otros. En estos casos, primero se hierve el agua con las plantas medicinales, por alrededor de unos 10 minutos, para luego dejar enfriar y aplicar.

  • Antes de comenzar, relájese y busque un lugar tranquilo para acostarse, puede ser el baño y utilice toallas, un temporizador y el kit de enema.
  • Es importante armar el kit de enema, conectando la sonda al depósito de agua y a la punta de plástico.
  • Se llena el depósito con líquido (agua), esta debe encontrarse a una temperatura de entre 37 ºC y 40 ºC , nunca que tenga más de 41 ºC.
  • Retire suavemente la tapa de la boquilla del enema.
  • Se inserta lentamente, la punta de la boquilla en el ano, hago esto hasta lograr introducir 10 centímetros (3-4 pulgadas).
  • Apreté suavemente el líquido del recipiente hasta lograr que se vacié, luego se retira lentamente la boquilla del recto.
  • Se espera que el enema haga su efecto, por lo general toma unos 2 minutos a 1 hora.
  • Para finalizar, ir al baño para vaciar sus intestinos.

En dependencia de la necesidad del paciente, puede ser mas recomendable utilizar otros enemas naturales. Aquí te detallo los que se utilizan más.

Enema con Café:

Este enema de café, es muy utilizado porque limpia muy profundamente en comparación con otros enemas, además favorece en la eliminación de toxinas y estimula el drenaje hepático.

Lee este Artículo También  Gastritis Crónica - Consejos y Recomendaciones

Este tipo de enema es una infusión de café, el cual debe ser orgánico únicamente, de lo contrario se corre el riesgo de absorber toxinas malas para el cuerpo.

Su preparación es muy sencilla, se hierve un litro de agua mineral, hasta lograr su máximo hervor, luego se agregan 2 a 3 cucharadas de café.  Se deja hervir a fuego lento por unos 15 minutos, para luego dejar enfriar a temperatura ambiente.

Se aplica y se retiene por 10 minutos a lo máximo.

Enema con Jugo de Limón:

El enema de jugo de limón, ayudar a retirar el exceso de caca presente en el colon, también equilibra el pH del colon, beneficiando en gran parte al cuerpo.

Se recomienda hacerlo 1 vez por semana, por si presentas estreñimiento crónico, es importante saber, que el limón puede irritar el interior de los intestinos.

Siempre presta atención, si sientes ardor o retortijones, suspende su uso y consúltalo primero, no es recomendable para aquellos que tienen un tracto digestivo muy sensible.

Se exprimen 3 limones y se utilizan 2 litros de agua. Primero se calienta el agua hasta lograr que este se ponga tibia y luego se exprimen los limones. Se cuelan y se agita para aplicar la solución y se retiene por unos 10 a 15 minutos.

Lavativa de Agua con Sal:

Un enema de agua con sal es muy fácil de preparar, ademas de ser muy suave y es ideal para cualquier tipo de limpieza rectal, con excelentes resultados.

Se calientan 2 litros de agua destilada a una temperatura entre 37 y 40 centígrados, luego se agregan dos cucharaditas de sal marina (10ml) y se disuelven. Se mezclan bien los ingredientes, para luego aplicar el enema intestinal.

En estos casos, no es aconsejable retener el líquido por un tiempo mayor a 40 minutos. Si desea profundizar su limpieza, puedes agregar 60ml de sal marina, que contiene cantidades altas de magnesio y se debe efectuar con una retención de no más de 20 minutos.

Lee este Artículo También  5 Remedios Caseros para Tratar la Gastritis Nerviosa

Riesgos de un enema casero

Si bien el enema puede ayudar también si no se aplica correctamente, puede originar problemas en la flora intestinal y cambios en el tránsito intestinal, que al final, puede empeorar el estreñimiento o causar diarrea crónica.

  • Si estás embarazada, no es recomendable el uso de enemas con agua o hierbas laxantes.
  • En caso de sangrado o dolor abdominal, consulta a lo inmediato con su médico.
  • Utiliza siempre un kit enema limpio o esterilizado, evitar introducir la cánula con fuerza.
  • Se precavido con la temperatura del enema, ya que muy elevada, puede perjudicar la mucosa intestinal.
  • Si se emplea incorrectamente, puede causar desgarre perineal, peritonitis u oclusión intestinal.
  • Cuando se tiene alguna cirugía, alguna fisura o hemorroides, no se recomienda utilizarlo.

Recomendaciones Finales:

Existen una gran variedad de alternativas de enemas que puedes utilizar para limpiar el colon o el recto, aquí te he presentado algunas muy efectivas.

Sin embargo, hay que tomar en cuenta que, al realizar un enema sin supervisión, se puede aplicar mal, originando lesiones graves. En estos casos, siempre debes de consultarlo con tu medico de salud antes de implementar estos métodos en tu vida.

No todas las personas son iguales, lo que le funciona bien a una persona puede ser lo contrario para otra al momento de aplicar una lavativa intestinal. Si vas a realizar un enema, presta mucha atención, y al momento de sentir molestias, suspende a lo inmediato.

Leave a Reply