¿El huevo es malo para la Gastritis?

El huevo es un alimento que es muy popular en todas las cocinas del mundo por su alto contenido nutricional, además cuando pensamos en tener un rico desayuno saludable, el primer alimento que se nos viene a la mente es el huevo, por su exquisito sabor y las diferentes maneras de combinarlo con otros alimentos.

Sus excelentes aportes en aminoácidos, proteínas, minerales y vitaminas lo hacen ser un alimento muy completo y relevante que puede ayudar a equilibrar tu dieta hoy en día. También contiene fuentes moderadas de grasa, colesterol y calorías, contribuyendo a tener una buena salud siempre y cuando se coman los huevos con moderación.

A pesar de ello, existen personas que dudan en incorporarlos en su dieta cotidiana porque desconocen si son buenos o malos para tratar las enfermedades como la gastritis u otras afecciones digestivas.

A continuación, te responderé a esta interrogante que muchas personas se realizan.

Beneficios de Comer Huevos para la Gastritis

Huevo para la Gastritis

Lo creas o no, los huevos son buenos para tratar afecciones asociadas con el sistema digestivo porque es un alimento que puede ayudar al paciente a superar este tipo de enfermedad. Lo recomendable siempre, es consumirlo con moderación y de manera responsable.

Seguidamente, te explico los beneficios más importantes que tiene el huevo con la gastritis.

  • Protege al Estómago: Al consumirlo, la estructura del huevo permite proteger la membrana de la mucosa, lo que produce un efecto envolvente. De esta manera, recubre las paredes del estómago, previniendo daños mayores.
  • Aumenta la Inmunidad: La yema de huevo contiene muchos elementos importantes para una persona, como por ejemplo, vitaminas A,E,D,B12,B3, potasio, hierro, calcio, selenio y otros oligoelementos beneficiosos para tratar este tipo de patología.
  • Destruye a la bacteria Helicobacter Pylori: Gracias a sus compuestos proteico como la tirosina, glicina, treonina y lisozima, contribuyen a la eliminación de este tipo de bacteria, que en su mayoría es causante de esta enfermedad.
  • Acelera la Regeneración de Tejidos: Su alto contenido en aminoácidos, favorece el mecanismo de recuperación y curación del daño patológico de la mucosa. Los huevos cocidos y crudos ayudan a prevenir los procesos que causan enfermedades en el estómago.
  • Tiene efecto sobre el sistema nervioso: El huevo tiene un efecto positivo en el sistema nervioso, por lo que ayuda a eliminar el estrés y la sobreexcitación emocional, que en ocasionados son causantes de la gastritis.
Lee este Artículo También  Como Curar la Gastritis con Repollo Morado

Es importante incluir en tu dieta para la gastritis este alimento, porque conseguirás nutrientes y proteínas que al final tu cuerpo te lo agradecerá, además evitaras aquellos alimentos como por ejemplo las carnes que pueden ocasionar molestias por su alto contenido grasoso.

¿Cómo comer huevo si tengo gastritis?

Para aquellas personas que padecen de gastritis, existe una limitación mucho mas comprensible y es la de no comer alimentos con fritura, en este caso un huevo frito o cocinado porque puede irritar la mucosa gástrica.

Por lo tanto, los huevos duros son la mejor opción que tienes cuando padeces o tienes problemas estomacales, puedes combinarlo con otros alimentos como verduras, frutas o carne magra en cantidades moderadas.

Existen recomendaciones sobre la cantidad de huevo que puede consumir por día o por semana, eso va a variar en cada persona y cuerpo. Si usted come dos huevos al día y siente que lo llena de energía es probable que sea bueno para usted, caso contrario si ingiere un huevo y comienza a sentir nauseas o eructa mucho, pueda ser que no sea bueno.

Lee este Artículo También  Como Aliviar La Gastritis Durante El Embarazo

Un punto importante, los huevos duros para la gastritis son huevos pasados por agua, escalfados y no solo duros.  Puedes cocinarlos con el caparazón, agua hirviendo en una olla y hierve todo no más de 3 minutos aproximadamente.

También otra opción de consumir el huevo es de forma cruda con el estómago vacío, unos minutos antes de ingerir alguna comida principal, de esta manera se puede obtener un mayor valor nutricional, sin embargo, si va a escoger esta opción, no lo busque de la tienda sino de pollos domésticos, siempre confiando en su calidad.

Recomendaciones

Ahora que conoces la importancia del huevo para la salud y en especial para los problemas digestivos, ten en cuenta que existen muchas maneras de disfrutar de este alimento y puedes combinarlos con otros para lograr los resultados que quieres.

Los huevos de gallina, así como los huevos de codorniz son excelentes fuentes de proteínas muy nutritivos para el cuerpo. Hay personas que prefieren los de codorniz porque tienen 2 veces más vitaminas A que la gallina, 3 de magnesio, más hierro, vitamina B1, B2, B12 y el colesterol y calorías son muchos más bajas.

Lee este Artículo También  5 Remedios Caseros para Tratar la Gastritis Nerviosa

Si consume el huevo crudo, debes de lavarlo bien, fíjate que no tenga ninguna grieta en el caparazón y siempre búscalos de gallinas caseras para evitar infección de salmonella.

Si experimentas algún síntoma de gastritis cuando comes huevos, es posible que tengas alergia al mismo y es necesario acudir al médico para que determine si existe alguna alergia o intolerancia a los huevos.

Leave a Reply